Archivo de la categoría: Información / Noticia

The End

Anuncios

Alumnas en Cristo Rey

El mercado laboral está complicado, pero aun hay territorios por explorar y aventuras que emprender. A veces, solo se necesita cambiar el ‘chip’ y liarse la manta a la cabeza ¿Por qué una mujer no puede dedicarse a la mecánica?. Según los datos facilitados por el Instituto Politécnico Cristo Rey de la capital, una alumna que curse Formación Profesional en este centro educativo tiene hoy un 100% de probabilidades de encontrar trabajo en la industria de la automoción, o en la del metal. Y no solo es una buena noticia sino que, además, se repite en el tiempo.
De los 670 jóvenes que estudian un grado en el instituto, solo diez son mujeres, un porcentaje muy pequeño para cubrir la demanda de féminas de la industria, sobre todo de la relacionada con la automoción. Muchas de las empresas que colaboran con el Cristo Rey buscan graduadas para cubrir el cupo incentivado de entre el 30% y el 40% femenino de la plantilla pero, a veces, no lo encuentran.
El politécnico imparte cinco ciclos formativos de grado medio, siete de grado superior y cinco Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) de seis ramas de la Formación Profesional. Desde sus instalaciones de la avenida de Gijón ofrece también Primaria, Secundaria y Bachillerato, y toda su enseñanza es concertada. En cuanto a la decena de alumnas inscritas en Formación Profesional, seis están matriculadas en Informática mientras que solo dos cursan Mecanizado de Grado Superior, una especialidad con una enorme demanda laboral de mujeres en la industria.

Red de jóvenes

Como cada año, Cristo Rey toma la iniciativa y convoca la Red de Jóvenes Solidarios, una actividad que consiste en formar un grupo de jóvenes en el centro educativo que quieren profundizar en la realidad del mundo en que viven y en la posibilidad que tienen de transformarlo desde su pequeña aportación. Desde esta idea, son los propios jóvenes los que, acompañados y animados por educadores, proponen, después de reflexionar sobre un tema, qué se puede hacer en el centro a lo largo del año para mejorar un poquito este mundo, sirviendo así de concienciación y ejemplo para el resto del colegio.

Además, a lo largo del curso existen asambleas locales, regionales y nacionales en las que se juntan con jóvenes de otros centros que están en la Red y en ellas se forman y comparten experiencias. En este curso hemos ofrecido la Red en 4º de ESO, 1º y 2º de Bachillerato.

Si alguien quiere más información sobre la Red, en la página web del centro: www.cristoreyva.com en el logotipo de Entreculturas (ONG de la Compañía de Jesús) y ahí en el apartado “Red de Jóvenes Solidarios”.

En Cristo Rey existe la intención de tener un encuentro mensual con todos los alumn@s interesados, que sería un viernes al mes de 16.00 a 18.00 horas en el Centro Juvenil del colegio. Ya se han juntado el viernes 2 de diciembre y han asistido alrededor de 20 alumn@s y seis profesores. La primera actividad en la que se comprometió este grupo fue   en la recogida de alimentos en la Operación Kilo de Red Incola en el estadio José Zorrilla el pasado domingo. Y allí estuvo la Red de Jóvenes Solidarios apoyada por alumnos de Bachillerato y de Ciclos Formativos. En total, 45. Todos uniendo fuerzas.

¡Enhorabuena, chicos…porque el mundo que estamos construyendo es vuestro!

Inicio de curso 2011/12

 

Cuida tus PENSAMIENTOS
porque se volverán palabras.

Cuida tus PALABRAS,
porque se volverán actos.

Cuida tus ACTOS
porque se harán costumbre.

Cuida tus COSTUMBRES
porque forjarán tu caracter.

Cuida tu CARÁCTER
porque formará tu destino.

Y tu DESTINO 
será tu VIDA.

(Texto de Mahatma Gandhi)

Resultados PAU 2011

Una oportunidad para un comedor social chileno

Desde Chile, quien fuera profesor de Cristo Rey, Tomás Gaitan sj, se ha convertido en testigo de cómo con una pequeña ayuda se puede hacer tanto. La recaudación obtenida durante la semana solidaria en Cristo Rey, 10.328 eurostiene el valor de la solidaridad de los miembros de la comunidad educativa y también el de la única oportunidad para un comedor social de la población chilena de Pudahuel, área metropolitana de la capital Santiago de Chile castigada por el terremoto de 2010. Sencillamente esta cantidad da un respiro a la comunidad de base de la capilla de Santa Clara -la ONG Fraternidad la Viñas- porque con ella puede pagar el sueldo de una mujer “manipuladora de alimentos” que se ocupe de cocinar diariamente para las 150 personas sin techo. “En temporadas de frío se les permite pasar la noche para protegerse”, explica Tomás Gaitan. De ahí que con el comedor no baste y la Fraternidad las Viñas se plantee construir un albergue (allí llamado hospedería) donde cobijarlos durante la noche y darles una atención más digna. “Gracias a esa ayuda pueden mantener abierto el comedor, pues la municipalidad les pone condiciones para abrirlo, que de no ser por la manipuladora, se podrían hacer más complicadas”.

Es el principio de un gran proyecto. El siguiente paso se encamina a la apertura del albergue. Según cuenta Tomás, la persona que lidera el proyecto, Sergio Osvaldo, y se encarga del comedor, busca una superficie donde construir algo, pero necesita “plata” para financiarlo y echarlo a andar. “Aunque las construcciones aquí son bastante asequibles, son un mundo comparado con los medios económicos que disponen. Todo se les hace poco para las necesidades que tienen”, cuenta Tomás. “Así es que, aunque por el momento no pueden construir la casa, Cristo Rey ha financiado el proyecto de pagar el sueldo de una manipuladora de alimentos que se encargue de atenderlos, y cocinar en el comedor social”.

La vinculación de Gaitan con este proyecto nació a raiz de su implicación con la capilla de Santa Clara. “Allí empecé a colaborar porque un jesuita norteamericano, que lleva trabajando muchos años, me lo pidió y con gusto acepté. Enseguida me cogió la realidad y la buena acogida de la gente. ¡cómo no ir si cuando no vamos algunos de nosotros, no tienen misa! Y cuando la tienen la celebran mucho porque son más bien escasas. Más o menos una al mes.”

A Cristo Rey también nos “cogió” esta realidad y nos apuntamos a apoyar en la medida de nuestras posibilidades el proyecto de la Fraternidad las Viñas. Recientemente se ha enviado una carta a las familias para agradecer su aportación “porque contribuye a poner en marcha y mantener proyectos que hacen posible que muchas personas tengan mejores oportunidades y puedan mirar al futuro con esperanza”.

Lipdub en Valladolid de la Red de Jóvenes

L@s chic@s de Valladolid han hecho un lipdub con “Y decir sí” de los Celtas Cortos. Una canción que anima a trabajar por un mundo mejor, como la Red Solidaria de Jóvenes.

El lipdub lo hicieron este marzo, en la asamblea local de Valladolid los centros Jesús y María, Inmaculada, Sagrada Familia – Jesuitinas y Cristo Rey. ¿Lo quieres ver? Sólo pulsa al play.

Japón

Nota del editor: Esta carta fue escrita por el inmigrante vietnamita Thanh Minh, que trabaja en Fukushima como policía, a un amigo en Vietnam y fue publicada en New America Media el 19 de Marzo.
Es un testimonio de la fuerza del espiritu japones, y un cote interesante de la vida cerca del epicentro de la crisis en la central nuclear de Fukushima en Japon. Fue traducido por el MNOAL-editor Andrew Lam, autor de “Come Oriente Occidente”: Escribiendo en dos hemisferios” condensado en Shanghai Dayly. 


Hermano,
¿Cómo estás tú y tu familia? Estos últimos dias, todo era un caos. Cuando cierro mis ojos, veo los cadáveres. Cuando abro los ojos, tambien veo los cadáveres.
Cada uno de nosotros debe trabajar 20 horas al día, sin embargo, me gustaría que hubiera días de 48 horas, para que podamos seguir ayudando y rescatar gente.
Estamos sin agua y electricidad, las raciones de alimentos se encuentran cerca de cero. Apenas se consigue trasladar a los refugiados antes de que haya nuevas órdenes para trasladarles a otro lugar.
Actualmente estoy en Fukushima, a unos 25 kilómetros de la planta de energía nuclear. Tengo tanto para decirte que si pudiera escribirlo todo, seguramente se convertiría en una novela acerca de las relaciones y comportamientos humanos en tiempos de crisis.
Aquí la gente mantiene la calma – su sentido de la dignidad y el comportamiento adecuado son muy buenas – así que las cosas no son tan malas como podrían serlo. Pero dado una semana mas, no puedo garantizar que las cosas lleguen a un punto en que ya no se pueda proporcionar la debida protección y el orden.
Son seres humanos después de todo, y cuando el hambre y la sed reemplacen la dignidad, van a hacer lo que tienen que hacer. El gobierno está tratando de proveer suministros por vía aérea, con alimentos y medicinas, pero es como dejar caer un poco de sal en el océano.
Hermano, hubo un incidente realmente conmovedor. Se trata de un niño japonés que enseña a un adulto como yo, una lección sobre como comportarse como un ser humano.
Ayer por la noche, me enviaron a una escuela de gramática para ayudar a una organización de caridad a distribuir alimentos a los refugiados. Era una larga fila que serpenteaba de un lado a otro y vi a un niño de alrededor de 9 años de edad. Llevaba una camiseta y un par de pantalones cortos. Estaba haciendo mucho frio y el niño estaba en el final de la cola. Me preocupaba que en el momento en que le llegue el turno, no hubiese ningún alimento. Así que hable con él. Dijo que estaba en la escuela cuando ocurrió el terremoto. Su padre trabajaba cerca y se dirigía a la escuela. El estaba en el balcón del tercer piso cuando vió el coche de su padre barrido por el tsunami.
Le pregunté acerca de su madre. Dijo que su casa está junto a la playa, que su madre y su hermana pequeña, probablemente no se salvaron. Volvió la cabeza, se seco las lágrimas cuando le pregunté acerca de sus familiares. Estaba temblando por lo que me quiteéla chaqueta de policía y se la puse a él. Ahí fue cuando mi bolsa de ración de alimentos se cayó. La recogí y se la di a él. “Cuando llegue tu turno, podrías quedarte sin alimentos. Así que aquí está mi parte. Yo ya comí. ¿Porqué no te lo comes?”
El muchacho tomó mi comida, se inclinó. Pensé que se lo comería de inmediato, pero no lo hizo. Tomó la bolsa, se acercó al principio de la cola y la puso con toda la comida que estaba esperando para ser distribuida.
Me sorprendió. Le pregunté porqué no se lo comía, en vez de añadirla a la pila de los alimentos. El respondió: “Porque veo a gente con mucha más hambre que yo, si la pongo allí, se van a distribuir los alimentos por igual..”
 
Cuando escuché eso me di la vuelta para que la gente no me viese llorar.
Una sociedad que puede educar a un niño de 9 años de edad, que entiende el concepto de sacrificio por el bien común es una gran sociedad, un gran pueblo.
Bueno, en estas pocas líneas envío a tu familia mis mejores deseos. La hora de mi turno ha llegado nuevamente.
Ha Thanh Minh
 

10 cosas que debemos aprender de Japón

1. LA CALMA
Ni una sola imagen de golpearse el pecho o de dolor. La muestra de dolor en si ha sido dignamente llevada.
 
2. LA DIGNIDAD
La disciplina en las colas para el agua y los alimentos. Ni una palabra áspera o un gesto de crudeza.

3. LA CAPACIDAD
De los arquitectos, increible, los edificios se balanceaban, pero no caian.
 
4. LA GRACIA
La gente compraba solo lo que necesitaba para el momento, por lo que todo el mundo podia conseguir algo.

5. EL ORDEN
No hay saqueos en las tiendas. No tocan la bocina y no adelantan en las carreteras. Solo comprension.

6. EL SACRIFICIO
Cincuenta trabajadores quedaron atras para bombear agua de mar en los reactores, sin pensar en como es que alguna vez los recompensaran.
 
7. LA TERNURA
Los restaurantes redujeron los precios. El fuerte cuida a los debiles.

8. LA FORMACION
La gente de edad y los niños, todo el mundo sabia exactamente que hacer.  E hicieron precisamente eso.
 
9. LOS MEDIOS DE COMUNICACION
Ellos mostraron moderacion magnifica en los boletines. Ningun periodista publico tonterias. Solo reportajes para difundir la calma.

10. LA CONCIENCIA
¡Cuando se corto la luz en una tienda, la gente volvio a poner las cosas en los estantes y se marcho en silencio!

SJ Pucela

SJ Pucela, el sitio de la Compañía de Jesús en Valladolid. La Compañía de Jesús abre un canal de información para estar al día de las noticias que acontecen alrededor de sus obras apostólicas en Valladolid. El Instituto Politécnico Cristo Rey participará en esta iniciativa activamente.

Sitio de la Compañía de Jesús en Valladolid

Obras de la Compañía de Jesús en Valladolid

.

La Última Cena

.

Existe una anécdota sobre Leonardo Da Vinci acerca de su pintura “La ultima Cena”, una de sus obras más copiadas y vendidas en la actualidad.

Tardó 20 años en hacerla debido a que era muy exigente al buscar a las personas que servirían de modelos.

Tuvo problemas en iniciar la pintura porque no encontraba al modelo para representar a Jesús, quien tenía que reflejar en su rostro pureza, nobleza y los más bellos sentimientos. Así mismo debía poseer una extraordinaria belleza varonil. Por fin, encontró a un joven con esas características, fue el primero que pintó.

Después fue localizando a los 11 apóstoles, a quienes pintó juntos, dejando pendiente a Judas Iscariote, pues no daba con el modelo adecuado. Este debía ser una persona de edad madura y mostrar en el rostro las huellas de la traición y la avaricia. Por lo que el cuadro quedó inconcluso por largo tiempo, hasta que le hablaron de un terrible criminal que habían apresado.

Fue a verlo y era exactamente el Judas que el quería para terminar su obra, por lo que solicitó al alcalde le permitiera al reo que posara para él. El alcalde conociendo la fama del maestro Da Vinci, aceptó gustoso y llevaron al reo custodiado por 2 guardias y encadenado al estudio del pintor. Durante todo el tiempo el reo no dio muestra de emoción alguna de que había sido elegido para modelo, mostrándose callado y distante. Al final, Da Vinci, satisfecho del resultado, llamó al reo y le mostró la obra. Cuando el reo la vio, sumamente impresionado, cayó de rodillas llorando.

Da Vinci, extrañado, le preguntó el por que de su actitud, a lo que el preso respondió:
– ¿Maestro Da Vinci, es que acaso no me recuerda?

Da Vinci observándolo le contesta:
– No, nunca antes lo había visto.

Llorando el reo le dijo:
– Maestro, yo soy aquel joven que hace 19 años usted escogió para representar a Jesús en este mismo cuadro.

Maestro: la sombra y la luz está presente en cada uno de nosotros. Somos nosotros quienes elegimos quién nos guia.