Alumnas en Cristo Rey

El mercado laboral está complicado, pero aun hay territorios por explorar y aventuras que emprender. A veces, solo se necesita cambiar el ‘chip’ y liarse la manta a la cabeza ¿Por qué una mujer no puede dedicarse a la mecánica?. Según los datos facilitados por el Instituto Politécnico Cristo Rey de la capital, una alumna que curse Formación Profesional en este centro educativo tiene hoy un 100% de probabilidades de encontrar trabajo en la industria de la automoción, o en la del metal. Y no solo es una buena noticia sino que, además, se repite en el tiempo.
De los 670 jóvenes que estudian un grado en el instituto, solo diez son mujeres, un porcentaje muy pequeño para cubrir la demanda de féminas de la industria, sobre todo de la relacionada con la automoción. Muchas de las empresas que colaboran con el Cristo Rey buscan graduadas para cubrir el cupo incentivado de entre el 30% y el 40% femenino de la plantilla pero, a veces, no lo encuentran.
El politécnico imparte cinco ciclos formativos de grado medio, siete de grado superior y cinco Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) de seis ramas de la Formación Profesional. Desde sus instalaciones de la avenida de Gijón ofrece también Primaria, Secundaria y Bachillerato, y toda su enseñanza es concertada. En cuanto a la decena de alumnas inscritas en Formación Profesional, seis están matriculadas en Informática mientras que solo dos cursan Mecanizado de Grado Superior, una especialidad con una enorme demanda laboral de mujeres en la industria.
Anuncios

Los comentarios están cerrados.