Fracaso

Todos nos preocupamos de que las cosas pueden ir mal, pero también tenemos la tendencia de autoengañarnos diciéndonos “Todo irá bien” y  que “todo se solucionará”. Sabemos todos que hablar así es una tontería.

Todos cometemos errores, pero “pensar positivo” no siempre es la mejor manera de tratar con fallos, fracasos o errores. Lo mejor es aprender del fracaso y hacer de ello algo productivo

¿Cómo?

1. Tu no fracaste, fue tus acciones que fracasaron

Muchas personas toma como algo personal cuando cometen errores pero lo que olvidan es que fue la acción o un compartamiento en espacial que falló. Acuerdate a ti mismo la próxima vez que cometes un error que lo que uno hace puede fracasar pero eso no hace a ti un fracaso.

La ventaja de pensar en esta manera es que tu puedes cambiar tu compartamiento pero es muy difícil cambiar lo que uno es.

2. Puedes aprender de tus errores

El término fracaso tiene connotaciones de “finalidad”. “Se acabó, has fracasado” Pero si en vez de verlo así, ves el fracaso como algo educativo, de repente tus errores se convierten en algo que miran hacia el futuro, algo que puede crear nuevas cualidades.

Aún mejor que aprender de tus propios errores, es aprender de los errores de los demás. Yo leo muchas biografías y no sé cuantas lecciones y sabidurías he sacado de ellos. Cuando me meto en algo que no conozco, siempre intento hacer una pequeña investigación para asegurarme que no caigo en trampas dónde otros han caído.

Muchas veces menospreciamos el fracaso como algo que tiene valor. Propongo que mires atrás y estudies tus fracasos para ver si no has aprendido de ellos algo para así empezar valorarlos más.

3. Puedes ver el fracaso como un desafío

Si cuando, a veces, fracasas te rindes porque todo parece que es demasiado difícil (o aún peor, te sientes incompetente), piensa en la próxima vez que te puede pasar lo mismo. La experiencia de fracasar pueden convertirse en desafios y aumentar tu capacidad de tratar con otras dificultades en la vida.

4. Puedes esforzarte más

Si ves el fracaso como una muestra deficiencias tuyas estás equivocándote. Porque así es muy fácil deprimirse y a continuación dejar de esforzarse, aprenderás menos y hay un cierto riesgo de que vas a fracasar con otras tareas.

Si al contrario ves el fracaso como una muestra de que no te esforzaste lo suficiente, sabes que estás tratando con algo que la próxima vez puedes hacer mejor. En esta manera te angustias tanto sobre el tema y simplemente te comprometes a esforzarte más para realizar la tarea de una manera exitosa.

5. Quizás no fue un fracaso

Otra posibilidad es que quizás nunca fracaste aunque tu estás completamente convencido de que así es.

Es muy común que vemos fracasos com una situación de “todo o nada”. Pero la realidad no es tan blanco y negro. Si estudias la situación real de tu “fracaso” puede que no fue algo malo de todo? Propongo que lo pruebes, no todo se trata de esforzarse más, a veces logramos cosas sin darnos cuenta.

6. Puedes concentrarte en otros comportamientos que son exitosos

A veces somos ciegos porque nos enfocamos en el único comportamiento que no crea los resultados deseados. Un enfoque tan selectivo puede dar la sensación de que todo depende de una decisión o resultado.

La mayoría de las veces hay alternativas, hay comportamientos y vías alternativas que pueden resultar ser igual y más fructíferas que la intención inical. P ej, yo el último año he entendido de que si he perdido un proyecto o si he perdido dinero no tengo que compensar ese dinero o ese proyecto intentando hacer algo similar. Muchas veces puedo igualar la situación realizando algo que tiene nada que ver con la pérdida inicial. (Una noción complicada, lo admito. Pero es algo sobre lo que me gustaría hablar más.)

7. Puedes concentrarte en las cosas que controlas

Muchas veces fracasamos en áreas o tareas sobre cuáles no tenemos ningún control. Si sacrificas un objetivo que no funciona para tí, puedes verlo como un nuevo fracaso o como una oportunidad para concentrarte en algo que realmente controlas.

Parece un oxímoron pero sacrificar cosas puede crear oportunidades.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.